Camiseta gris y roja seleccion española



No me consta que se haya retirado, que yo sepa no lo ha anunciado oficialmente en ningún medio, tuiter, etc, aunque creo que actualmente está sin equio (supongo que a la espera de más de estos «mini-contratos»). El paso del tiempo, la paciencia y la creencia en el manual, sin embargo, hizo buena la propuesta de España, ya con las mismas condiciones que las demás, aunque con más fútbol. Ante Francia, una de las más potentes, se ha notado; no tenemos nada que envidiar a nadie en lo físico”, cierra Paredes. La idea pretendía hacer frente a equipos mucho más físicos y por entonces profesionales, camiseta de la selección española refugiados en las segundas jugadas y en las individualidades.